Banner130x400 1

Banner130x400 2

porNOV

Revista de Noviembre

La lucha contra el cáncer

78100340La evolución de los centros de atención que respaldan estos programas.

Por: Zulay Espinosa V.
Foto: Dreamstime

 

La lucha contra este terrible mal y todas sus variantes se produce durante todo el año en el Instituto Oncológico Nacional, ION, donde la demanda cada vez es mayor.

De los 3,609 nuevos casos registrados en el ION, en 2016, dos mil 91 (el 63%) corresponden al sexo femenino y mil 318 (el 37%) al sexo masculino.

Y para que usted tenga una idea más amplia, los cánceres más frecuentes  en la población, según morbilidad (en orden) son el de mama, próstata, cérvico uterino, estómago, colon y piel.

Tratamientos
·         Radioterapia: consiste en utilizar radiaciones para intentar eliminar células cancerosas. Se administra siempre después de la cirugía conservadora y en ocasiones después de la cirugía radical. El tratamiento suele durar entre cuatro y seis semanas, con cinco sesiones semanales.

·         Quimioterapia: son medicamentos vía inyección que eliminan las células cancerosas que están fuera de la zona torácica. Se administra en ciclos de un día cada tres o cuatro semanas. Un tratamiento completo puede durar entre cuatro y ocho meses. Los efectos secundarios más comunes son la caída del pelo, disminución del apetito, náuseas, vómitos, diarreas, úlceras bucales y conjuntivitis.
·         Terapia Hormonal: se administra para bloquear la actividad de las hormonas que contribuyen al crecimiento del cáncer de mama. Antes de aplicarla se comprueba que las células del tumor sean sensibles a las hormonas.
Los inhibidores de la aromatasa (IA) impiden que el cuerpo fabrique estrógeno, hormona que ayuda a crecer a algunos tumores de mama. El cuerpo transforma una hormona llamada andrógeno en estrógeno mediante una enzima llamada aromatasa. Cuando los IA bloquean esta enzima, contribuyen a impedir que se fabrique estrógeno.
Apoyo
Para cumplir con su lema “¡Por un servicio más  humano!”, el Instituto Oncológico Nacional, actualmente bajo la dirección general del Dr. Aníbal Villa-Real Cruz, cuenta con el respaldo incondicional del gobierno nacional y una gran cantidad de  organizaciones no gubernamentales, así como la empresa privada y  la comunidad en general que se une para respaldar los programas y hacer donaciones que son dirigidas a las necesidades de los pacientes de escasos recursos.

Historia
El Instituto Oncológico Nacional, Doctor Juan Demóstenes Arosemena, se inaugura  un 18 de Septiembre de 1940. Contaba con un  pabellón para la atención de pacientes con cáncer, estaba bajo la administración del Hospital Santo Tomás.  En esa época, se instala la primera máquina de Rayos X para el tratamiento de radioterapia en Panamá, lo cual originó su primer nombre: El Radiológico.

 Siendo su primer Director Médico, el Doctor Ernesto Zubieta, contaba con dos salas de 20 camas, una para damas y la otra para caballeros, además se brindaba un tratamiento especializado y organizado para el cáncer, laboraban para ese entonces cuatro médicos y tres enfermeras en el hospital.

 Centro Cancerológico 
Sometido, posteriormente, a la reorganización de sus servicios y a las diversas remodelaciones, dio paso al Centro Cancerológico, Doctor Juan Demóstenes Arosemena, Departamento del Hospital Santo Tomás.

Patronato  
El Instituto Oncológico Nacional Doctor Juan Demóstenes Arosemena, fue creado mediante la Ley 11 del 4 de junio de 1984, para la atención integral del paciente con cáncer, así inicia su Patronato. Ubicado en la Avenida Justo Arosemena en un edificio de dos plantas, inicia labores el Instituto Oncológico Nacional, ION, en 1984. 

Antiguo Hospital Militar Gorgas 
El aumento y demanda de sus servicios demostró que era necesario ampliar sus instalaciones u obtener otra sede.  En julio de 1999 se realiza el traslado al edificio 254 del corregimiento de Ancón al Antiguo Hospital Militar Gorgas.

Esta estructura cuenta con siete amplias plantas que acomoda 165 camas con innovaciones tecnológicas de la oncología moderna y permite brindar servicio a los pacientes y sus familiares, así como consultas a pacientes asegurados y no asegurados.

Nueva sede
Actualmente, se confía en que la nueva sede se localice en  la Ciudad de la Salud, pues cada vez aumenta el número de pacientes que necesitan de la atención que ofrece el Instituto Oncológico Nacional. Sería la manera de continuar trabajando para lograr ser líderes en la atención, investigación y prevención del cáncer en Panamá.