Banner130x400 1

Banner130x400 2

porNOV

Revista de Noviembre

Sal y azúcar, protagonistas de enfermedades crónicas

dreamstime m 69609268El exceso en el consumo de azúcar es un indicador de una dieta no saludable...

 

Foto: Dreamstime

 

Las medidas nutricionales para prevenir las enfermedades crónicas como: cáncer, enfermedades cardiovasculares, diabetes y obesidad son consumir, menos grasas saturadas, azúcar y sal; y consumir más frutas y vegetales, además de realizar actividad física.  

El exceso en el consumo de azúcar es un indicador de una dieta no saludable y multiplica la probabilidad de padecer obesidad,este alimento es un factor de riesgopara el desarrollo de enfermedades cardiovasculares y crónicas.

La fructosa, un tipo común de azúcar, puede causar el mismo daño al hígado que el que ocasiona el alto consumo de alcohol, pero no se trata de la fructosa natural proveniente de las frutas, es de la fructosa que proviene del sirope de maíz alto en fructosa, que es un azúcar procesado que se emplea para endulzar  sodas, golosinas y alimentos azucarados.

La sal es útil para mantener la presión de la sangre y de los fluidos extracelulares; sin embargo, su consumo desmedido incrementa el riesgo de padecer hipertensión, enfermedades cardiovasculares, insuficiencia renal.  El cloruro de sodio, principal componente de la sal de mesa es indispensable para el funcionamiento de las células del cuerpo, pero su ingesta debe ser controlada para evitar enfermedades.

La presión arterial alta (hipertensión) es un factor de riesgo importante de las enfermedades cardiovasculares, en especial de los ataques cardiacos y los accidentes cerebrovasculares. Los datos indican que la reducción de la ingesta de sodio reduce significativamente la presión arterial en los adultos.

El sodio no solo se encuentra en la sal de mesa, también de forma natural en una gran variedad de alimentos como: leche, huevos, carne y  mariscos. También se encuentra en cantidades mucho mayores en los alimentos procesados como: galletas saladas, carnes procesadas como el tocino y snacks como los pretzels, las bolitas de queso y las palomitas de maíz, además en condimentos como la salsa de soja, la salsa de ostiones y los cubitos o pastillas de caldo. Los alimentos procesados o enlatados, los snacks empacados y embutidos contienen gran cantidad de sal para conservar el alimento, por lo que se debe evitar su consumo.

La OMS recomienda reducir el consumo de sodio en los adultos a menos de 2 g/día (5 g/día de sal).  Esto significa que se debe utilizar en promedio media cucharadita de sal añadida a los alimentos, y el resto del sodio que sea proveniente de los alimentos que los contienen en forma natural. Con relación al azúcar la Organización Mundial de la Salud, recomienda un consumo de 5% de las calorías totales, que provengan del azúcar. En promedio esto representa un consumo para hombres de 6 cucharaditas de azúcar para hombres, 5 cucharaditas para las mujeres y 4 cucharaditas para el caso de los niños. Esto significa que un producto para ser controlado en azúcar debe tener de 5 a 7 gramos de azúcar por porción.

Las estrategias para reducir el consumo de sal son:watermelon-846357

  • Limitando el consumo de alimentos salados.
  • Escogiendo productos bajos en sal.
  • Midiendo la sal que se agregan a la preparación de los alimentos.
  • Eliminar saleros en la mesa.

Medidas a nivel de la sociedad para reducir el consumo de sal:

  • Integrar la reducción de la sal en los programas de formación de los manipuladores de alimentos.
  • Retirar los saleros y los recipientes para salsa de soja de las mesas de los restaurantes; colocar etiquetas en los productos o los estantes que indiquen claramente que ciertos productos tienen un alto contenido en sodio.
  • Facilitar un asesoramiento dietético específico a las personas que acuden a los centros de salud.
  • Abogar por que las personas limiten el consumo de alimentos muy salados y por que reduzcan la cantidad de sal que utilizan para cocinar.
  • Educar a los niños y crear un entorno propicio para que adopten tempranamente una dieta baja en sal.

Estrategias para limitar las cantidades de azúcar en la alimentación diaria:

  • Reducir el consumo de alimentos con azúcares artificiales como: bebidas, sodas y jugos empacados que no permiten el aprovechamiento de nutrientes.
  • Evitar los dulces fabricados, estos apartan gran cantidad de azucares naturales y artificiales, adicionalmente tienen aditivos derivados de la glucosa, generando con esto un mayor consumo de calorías que afectan a mediano plazo el organismo y el peso corporal.
  • Preparar recetas con frutas que brinden azúcar natural, evite añadir más azúcar que modifique el sabor y afecte el valor nutritivo de las frutas naturales.
  • Identificar las fuentes de azúcar en la dieta, para tener conciencia de las cantidades de consumo diario, y evitar el elevado consumo.
  • Identificar los tipos de azúcares para reconocer los positivos, como los de forma natural en  frutas y negativos los que están en alimentos procesados y luego decidir las cantidades correctas de ingesta diaria un producto.

LOGO-FINAL-FC

Fanny Cardoze
Nutricionista Dietista
Fanny Cardoze Nutrition & Fitness Center
Tel.: 393-6667
www.fannycardoze.com
Twitter: @fcardoze @fannycardoze
Facebook: FannyCardoze Nutrition & Fitness