Banner130x400 1

Banner130x400 2

porNOV

Revista de Noviembre

Fórmula 1, un mundial al rojo vivo

AP 17211458882449
 Hungría Grand Prix. Foto AP: Darko Bandic.

El temple y la sangre fría son requisitos que tiene que explotar al máximo un piloto de Fórmula Uno.

 

Por: Gustavo Ampudia P.

 

 

Y más cuando el Campeonato Mundial está al rojo vivo con una batalla por los primeros lugares que no se veía desde hace años.

En las últimas temporadas el dominio de pilotos y escuderías era evidente, lo que poco a poco empezaba a crear un ambiente sombrío y sin emoción en la máxima categoría del automovilismo mundial; sin embargo, las cosas este año han sido diferentes. 

El Gran Premio de Singapur, el próximo 17 de septiembre, es la carrera número 14 de la temporada y en la misma se definirán muchas cosas, por lo que la victoria más que un placer momentáneo, será un tanque de oxígeno para el cierre de campaña.

BATALLA POR LA CIMA

La lucha por convertirse en el piloto dominante de la temporada no ha sido cosa de niños. Todo lo contrario; es una batalla por técnica y un trabajo en los pits efectivo y sin errores.

El alemán Sebastián Vettel, de la escudería Ferrari, el inglés Lewis Hamilton, de Mercedes; su compañero de equipo Valtteri Bottas, Daniel Ricciardo de Red Bull y Kimi Raikkonen, de Ferrari, han puesto el condimento en esta temporada que ha sido un verdadero manjar para los fanáticos de este deporte.
La diferencia entre los tres primeros es mínima, por lo que cada triunfo es determinante en el camino a la conquista del título. 

Ahora bien, en cuanto a escuderías o constructores las cosas no pintan nada fácil tampoco. Mercedes es el líder de la tabla, seguido por Ferrari y Red Bull, dos rivales que no dan su brazo a torcer y que buscarán la corona hasta el último día de competencias.

UN AMBIENTE ÚNICO

AP 17211480459761
Fernando Alonso (izq.) y Stoffel Vandoorne, durante el Gran
Premio de Hungría de Fórmula Uno en el circuito Hungaroring
de Mogyorod. Budapest, Hungría. Julio 2017. Foto MTI vía AP:
Zoltan Mathe.


Ya el gran premio de Singapur se ha vuelto un bocado suculento para los amantes de la Fórmula Uno. Es un circuito nocturno que tuvo su primer evento en 2008.

De allí en adelante el circuito urbano, ha sido un reto de letras mayúsculas para los pilotos que batallan por la bandera de cuadros.
Son 308.828 kilómetros divididos en 61 vueltas. El récord de la vuelta más rápida está en poder de Daniel Ricciardo en 2016, algo que intentará emular este año y así llevarse el triunfo.

Según datos obtenidos, se espera una presencia superior a 80 mil fanáticos para presenciar la carrera.
Este evento trae a la Fórmula Uno nuevamente a Asia, ya que más adelante están programados las carreras en Malasia el 1 de octubre y en Japón, el 8 del mismo mes.

HONDA HACE AJUSTES
Mientras que las escuderías punteras del campeonato, Mercedes, Ferrari y Red Bull están enfrascados en una pelea titánica, Honda, por su parte, hace ajustes para terminar la temporada con la frente en alto.

Fernando Alonso y Stoffel Vandoorne hicieron un papel alentador en el Gran Premio de Hungría, lo que trajo esperanzas al equipo nipón.
La mirada de los técnicos de Honda está enfocada en la zona de combustión de los bólidos y así mejorar sus tiempos.

Pero el trabajo no se queda allí, saben que tienen que lograr una preparación integral y también analizan mejorar la estructura de los carros.

running2