Banner130x400 1

Banner130x400 2

porNOV

Revista de Noviembre

¿Cómo afecta el clima en las características del vino?

Concha-y-Toro-GlassTerroir, esta combinación única de lugar, variedad y trabajo humano, que define el estilo del vino.

 

Por: Wine blog Concha y Toro
www.conchaytoro.com
Fotos cortesía de: Wine Blog de Concha y Toro

 

 

 

Los meteorólogos definen el clima y sus componentes como los parámetros y variaciones de: temperatura, precipitaciones (lluvia, nieve, hielo) y masas de aire de un lugar determinado. Estos dependen de la cercanía del trópico o círculo polar, además de la presencia de masas de agua (como mares, lagos y ríos) o fronteras de aire (cordilleras).

En el mundo del vino hablamos de vinos de clima frío o clima cálido. Es una generalización, pero permite realizar comparaciones. Anoten: la geología y el suelo del viñedo no son tan decisivos como las diferencias climáticas. La geología, más que todo, es responsable de las expresiones sutiles en las calidades de los vinos dentro de un mismo clima o región.

Las influencias climáticas de una zona influyen en gran medida en el tipo de variedades que se cultivarán, pero también en el tipo de prácticas vitivinícolas. Las parras piden la presencia de sol, calor y agua para su sano desarrollo. Además, la luz (la cantidad de días soleados durante el año) incluso influye sobre la latencia que se produce después de la cosecha, cuando la vid esencialmente se cierra y reserva su energía para el comienzo del ciclo de crecimiento del próximo año.

Igual de importante es la cantidad de lluvia (y la necesidad de riego suplementario). En promedio, una vid necesita alrededor de 710 mm de agua para el sustento durante la temporada de crecimiento .En el Mediterráneo y en muchos climas continentales, el clima durante la estación de crecimiento puede ser bastante seco y requiere riego adicional.

Otros factores climáticos, como el viento y su intensidad, la humedad, como la neblina, la presión atmosférica y las variaciones de temperatura, pueden definir diferentes categorías climáticas e influir fuertemente en la viticultura de un área.

Los vinos de clima fríoBottle-Casillero-del-Diablo

Las cepas: En las regiones de clima frío, los enólogos buscan cepas con piel delgada y un bajo nivel de acumulación de azúcar. En su mayoría, son variedades blancas como: Sauvignon Blanc, Chardonnay, Viognier, Riesling, pero también algunas tintas como Pinot Noir o Syrah.

Las cepas que crecen en las regiones de clima frío maduran a pesar de la debilidad de la luz del sol y las temperaturas más frescas. Sus pieles permiten que penetre en la uva mayor cantidad de luz solar y que acumule azúcar. Los taninos y el color provienen de las pieles de la uva. Cuanto más delgadas sean, menor será su potencial en estos aspectos.

Ejemplo de clima frío: El clima fresco es generalmente determinado por la latitud, pero también puede ser el resultado de la elevación, como en el caso de algunos viñedos experimentales andinos que suben más de 1.000 metros sobre nivel del mar. En estos casos, las condiciones climatológicas únicas, como resultado de una combinación de latitud, elevación, patrones de viento, etc., se denominan “mesoclimas”. Las regiones de clima más frío por lo general presentan temperaturas anuales más bajas y más nubosidad estacional.

En Chile, la costa está influenciada por la fría corriente de Humboldt. Las brisas marinas del Pacifico se juntan con las masas de aire caliente de la costa y forman nubes bajas y brumas que penetran hacia el valle, disminuyendo y suavizando las temperaturas en verano (el verano mediterráneo presenta temperaturas más altas).

En el norte del país está el costero Valle de Limarí, conocido por sus cultivos de Chardonnay, Pinot Noir y Syrah. En la zona central está ubicado el famoso Valle de Casablanca. El clima es mediterráneo, con las estaciones muy marcadas, pero con neblinas matinales que refrescan sus temperaturas. Este valle es la capital chilena de los vinos blancos. De allí provienen estupendos vinos, como Sauvignon Blanc, Chardonnay, Riesling y algunas cepas tintas.

Otra denominación de origen de clima frío es el Valle de Leyda, con un clima y condiciones muy parecidas a Casablanca, pero los viñedos están emplazados aún más cerca del mar. Es una región favorable para cepas blancas como Sauvignon Blanc y Chardonnay. El invierno es menos frío que en Casablanca y la brisa del mar es más intensa, por lo tanto, sus blancos son muy frescos y vibrantes, como Marqués de Casa Concha Sauvignon Blanc.

Chardonnay-VendimiaCaracterísticas de los vinos: El clima frío moldea vinos con cuerpos más ligeros. Los blancos tienden a ser crujientes, muy frescos, con notas florales y de frutas cítricas. Los tintos se consideran elegantes y con taninos finos, con aromas de fruta roja y notas herbales o florales.
Vinos de clima cálido

Las cepas: Para las regiones con climas más calurosos se eligen cepas con la piel más gruesa y con mayor nivel de acumulación de azúcar. Por lo general, son cepas tintas como Cabernet Sauvignon, Malbec o Carmenere. Estas uvas están estructuradas para protegerse de la sequía y el calor del sol, desarrollando cuerpos más firmes y voluptuosos.
 
Ejemplo del clima cálido: En las regiones de clima cálido, las temperaturas anuales son más altas, el sol es más fuerte y suele estar el cielo azul todo el día. En Chile, la Cordillera de la Costa y los Andes forman fronteras naturales que marcan una zona vitícola llamada “Entre Cordilleras”. Aunque su clima es mediterráneo, tiene características de clima cálido (con estación de verano prolongada, calurosa y seca, pero sin temperaturas extremas, con días cálidos y noches templadas). Desde el Valle Colchagua, por ejemplo, provienen vinos tintos de cepas Carmenere, Malbec, Merlot y Cabernet Sauvignon.

Una gran frontera natural para las masas de aire es la cordillera de los Andes. El aire caliente del continente cubre los viñedos ubicados a sus pies (como en el Valle del Maipo). La influencia de la cordillera en el clima se manifiesta con un efecto de calentamiento en invierno y primavera, y de enfriamiento en los meses de verano. Las alzas de temperatura son producidas por el movimiento del aire cálido y seco que circula desde el interior de la cordillera hacia el valle. La cepa emblemática de esta región es Cabernet Sauvignon. Pero, curiosamente, Maipo posee un clima más bien templado. Su enfriamiento es provocado por la radiación fría que se origina en las laderas al caer la noche.

Características: Las pieles gruesas de varias cepas tintas garantizan un vino con taninos bien estructurados. Los vinos de climas cálidos generalmente tienen mucho más peso que los vinos de climas fríos. Sus niveles de azúcares se traducen en un mayor contenido de alcohol. Todo esto permite un mayor potencial de guarda. Los tintos son profundos y potentes, con especias y notas de fruta negra, como cereza y ciruela. La madurez de las uvas también suele otorgarle notas de fruta seca al vino.

Sabemos también del fenómeno de calentamiento global. Teniendo en cuenta que muchos cultivos, incluidas las vides para vino, tienen nichos climáticos relativamente estrechos para una producción y calidad óptimas, incluso pequeños cambios climáticos, podrían plantear numerosos retos. Afortunadamente, los productores ya han aplicado y seguirán aplicando numerosas adaptaciones, tanto en el viñedo como en la bodega. Uno de los ajustes más obvios es cambiar a una variedad por otra más adecuada para el nuevo clima. Sin embargo, saber cuándo hacerlo para la sostenibilidad a largo plazo será el gran desafío en las próximas décadas.