Banner130x400 1

Banner130x400 2

porNOV

Revista de Noviembre

Analizando las evidencias científicas. VIH y la pérdida de audición

dreamstime m 72259866Varios trastornos de la comunicación en la población pediátrica como el mutismo selectivo, la afonía histérica y los trastornos pragmáticos del lenguaje parecen no ser las únicas manifestaciones en los niños con VIH.

Por: Ramiro Campos
Patología de audición y lenguaje
Foto: Dreamstime

 

Existe poca información sobre los trastornos de la comunicación en los niños con VIH, ya que los trastornos de la comunicación  en esta población pediátrica podrían ser pasados por alto por algunos especialistas que pueden o no haber tenido experiencia en el reconocimiento de los síntomas.

POCO CONOCIMIENTO
Los Institutos Nacionales de Salud (NIH) de Estados Unidos  estiman que hasta el 75 por ciento de los adultos con SIDA experimentan disfunción auditiva como resultado de infecciones oportunistas o tratamiento con combinaciones de medicamentos que son potencialmente ototóxicos. Sin embargo, aunque la pérdida de la audición y otros trastornos del habla y del lenguaje que ocurren como consecuencia directa o indirecta de la infección por el VIH son tan comunes, parece haber poca conciencia entre los profesionales acerca de los graves efectos de estos trastornos en las personas que viven con el VIH.

MÁS ESPECIALISTAS
Representantes de la American Speech-Language Association (ASHA) y la Asociación Internacional de Médicos en el Cuidado del SIDA (IAPAC) se reunieron el 16 de octubre de 1998, en Chicago, para determinar los próximos pasos para sensibilizar a los médicos de la comunidad y especialistas en VIH sobre los desafíos especiales para pacientes con VIH con trastornos de la comunicación.

Como resultado de la reunión, que incluyó una discusión de los trastornos de la comunicación entre adultos y niños con VIH, ASHA y el IAPAC acordaron formar un comité para avanzar en la investigación necesaria en los trastornos de comunicación asociados al VIH que proporcionaría una matriz para sumar audiólogos, otólogos, otorrinolaringólogos y patólogos del habla y lenguaje al equipo de salud que proporciona el manejo integral del VIH / SIDA.

INVESTIGACIONES
 Los niños expuestos al VIH en el útero, pueden ser más propensos a experimentar pérdida auditiva a los 16 años, que sus compañeros no expuestos, según los científicos de una red de investigación de los Institutos Nacionales de Salud.

Los investigadores estimaron que la pérdida auditiva afecta entre el 9 y el 15 por ciento de los niños infectados por el VIH y entre el 5 y el 8 por ciento de los niños que no tenían VIH al nacer, pero cuyas madres tenían infección por el VIH durante el embarazo. Los participantes del estudio tenían entre 7 y 16 años de edad.

Los investigadores definieron la pérdida auditiva como el nivel en el cual los sonidos podrían ser detectados, cuando se promedió en cuatro frecuencias importantes para la comprensión del habla (500, 1000, 2000 y 4000 Hertz), que era de 20 decibeles o más que el nivel de audición normal para adolescentes o adultos jóvenes en cualquiera de los oídos.

ANTES DE NACER
"Los niños expuestos al VIH antes del nacimiento corren mayor riesgo de tener problemas de audición, y es importante para ellos -y los proveedores de salud - ser conscientes de esto", dijo George K. Siberry, médico pediatra, de  la Subdivisión Materno del Instituto Nacional de Salud Infantil y Desarrollo Humano (NICHD) del instituto Eunice Kennedy Shriver, NIH, que lidera la red de investigación.

DURANTE EL EMBARAZO
En comparación con los promedios nacionales de otros niños de su edad, los niños con infección por el VIH tenían entre 200 y 300 por ciento más probabilidades de tener una pérdida auditiva. Los niños cuyas madres tuvieron VIH durante el embarazo, pero que nacieron sin VIH, tenían un 20 por ciento más de probabilidades de tener pérdida de la audición. El estudio se publicó en línea, en The Pediatric Infectious Disease Journal.

TOMAR MEDIDAS
"Si los padres y los maestros saben que el niño tiene un problema de audición, entonces pueden tomar medidas para compensar sus diversos entornos de comunicación, como colocarlo en la parte delantera del aula o evitar entornos ruidosos", explicó Howard Hoffman, MA, director de la Epidemiología y el Programa de Estadística del Instituto Nacional sobre la Sordera y Otros Trastornos de la Comunicación (NIDCD), que proporciona fondos a la red para estudios relacionados con la audición y el lenguaje.

Es bueno informar que una pérdida auditiva leve en los niños puede retrasar la adquisición de habilidades lingüísticas. Una pérdida auditiva más severa puede requerir el uso de dispositivos de ayuda, como un audífono.

EVALUACIONES
Para determinar los tipos de pérdida auditiva que los niños experimentaron, los investigadores realizaron estas evaluaciones:

  • Examen físico del conducto auditivo.
  • Evaluación de la función del oído medio y cómo las vibraciones sonoras se transmiten a través de los huesos del oído medio.
  • Respuestas a los tonos presentados sobre los auriculares.
  • La pérdida auditiva puede ocurrir por daño a los huesos y estructuras en el canal auditivo y el oído interno, o por daño a los nervios que conducen al cerebro.

 INFECCIONES DEL OÍDO MEDIO
Estudios anteriores han encontrado que los niños con VIH son susceptibles a las infecciones del oído medio. Las infecciones repetidas del oído medio pueden causar pérdida de audición. Sin embargo, en el 60 por ciento de los casos en el estudio, la pérdida auditiva fue el resultado de problemas con la transmisión de sonido del  nervio auditivo  al cerebro, en lugar de daño en el oído medio resultante de infecciones de oído.

Varios estudios a gran escala apuntan constantemente hacia una asociación entre el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) y la pérdida de la audición. Torres y sus colegas han reportado recientemente el VIH como un factor de riesgo para la pérdida de audición en niños y adultos. Los niños infectados por el VIH tienen una baja de audición en comparación con los niños no infectados por el VIH, así como los que están expuestos perinatalmente al VIH, pero no se infectan.

 Los adultos infectados por el VIH también tienen una baja en la audición en comparación con los adultos no infectados por el VIH. Además, la magnitud de la pérdida auditiva parece aumentar con la gravedad del VIH. Todos los profesionales de la salud que trabajamos con personas con VIH+ debemos ser conscientes de esta asociación entre el VIH y la pérdida de la audición.

Referencias

  • Chao C, Czechowicz JA, Messner AH, et al. (2012). High prevalence of hearing impairment in HIV-infected Peruvian children. Otolaryngol Head Neck Sur 146:259-265.
  • Luque A, Orlando M, Leong U, et al. (2014). Hearing function in patients living with HIV/AIDS. Ear Hear 35(6):e282-e290.
  • Maro I, Moshi N, Clavier O, et al. (2014). Auditory impairments in HIV-infected individuals in Tanzania. Ear Hear 35(3):306-317.
  • Taipale A, Pelkonen T, Taipale M, et al. (2011). Otorhinolaryngological findings and hearing in HIV-positive and HIV-negative children in a developing country. Eur Arch Otorhinolaryngol 268:527-1532.
  • Torre III P, Cook A, Elliott, H, et al. (2015). Hearing assessment data in HIV infected and uninfected children of Cape Town, South Africa. AIDS Care. Advanced online publication. doi:10.1080/09540121.2015.1021746
  • Torre III P, Hoffman H, Springer G, et al. (2014). Cochlear function among HIV-seropositive and HIV-seronegative men and women. Ear Hear 35:56-62.