Banner130x400 1

Banner130x400 2

porNOV

Revista de Noviembre

El vitiligo y las emociones

dreamstime l 89585746
Foto: Dreamstime

Se señala como una enfermedad cutánea, pero se desencadena por una situación emocional traumática familiar.

Por: Zulay Espinosa V.
Foto: Dreamstime

 

El vitíligo es una enfermedad cutánea, que se caracteriza por la aparición de manchas blanquecinas, debido a una deficiencia de pigmentación. Se produce una pérdida del color (pigmento) en algunas zonas de la piel, lo que produce las manchas blancas que no tienen pigmento, pero la piel se siente al tacto tan normal como el resto.

Causas desconocidas
Parece ocurrir cuando las células inmunitarias destruyen a las células que producen el pigmento de color café (melanocitos). Se cree que esta destrucción se debe a un problema inmunitario, pero  la causa exacta del vitiligo es desconocida.

Las manchas aparecen generalmente alrededor de los ojos y de la boca, en los dedos, codos, rodilla y tobillos, también en la región genital y espalda.

La clave
De acuerdo con la Dra. Nilka Valdés, especialista en Dermatología, quien labora en la Región de Salud de San Miguelito, esta enfermedad se desencadena por una situación emocional traumática familiar,  por un trauma en la piel, aunque apoya el que las causas son desconocidas aún.

Cualquier persona que tenga susceptibilidad, puede padecer de vitíligo. Dependerá de la personalidad porque todo ser humano tiene emociones y sentimientos diferentes y los controla o maneja de manera diferente.

No es una enfermedad genética, pero generalmente hay  susceptibilidad cuando ha habido casos en la familia, pues tienen las mismas células y emociones, y el ADN ya es sensible a la enfermedad, así como sucede con el cáncer, la hipertensión, diabetes, etc. Sin embargo, no está definida como una enfermedad hereditaria, ni contagiosa.

Efectos psicosociales
Realmente, la enfermedad únicamente se centra en la piel, produciendo solo daño psicosocial, pues algunas personas sufren al salir a la calle, debido a la incomodidad de las miradas de los demás.Eso la convierte en una enfermedad fastidiosa, producto de las machas blancas.

Susceptibilidad a los rayos del sol
El  único síntoma son esas manchas blancas, pero si la persona se rasca, tiene susceptibilidad solar y debe usar protector solar, aclara la dermatóloga, quien agrega que los pacientes pueden desarrollar cáncer porque no tienen protección de la coloración de la piel y deben tener mucho más cuidado con el sol, puesto que últimamente es más fuerte.

Ni edad, ni raza

dreamstime l 75217609
Foto: Dreamstime


No hay una edad que se pueda señalar como el inicio de la enfermedad, puede aparecer a cualquier edad, depende de las emociones. Tampoco depende de la raza, aunque se ha visto que en algunas ocasiones los de raza negra presentan más casos, pero en Panamá hay un crisol de razas, así que es común en nuestro país y en cualquier otro donde hay mezcla de distintas razas.

Tratamientos
La dermatóloga indica que no se cura, aunque explica que en niños se han dado involuciones, se ha producido remisión de la decoloración de la piel, pero es bastante difícil en los adultos.

Hay que aprender a vivir con eso, a menos que se cuente con el potencial económico para una decoloración total de la piel como fue el caso del cantante Michael Jackson. Lo cierto es que se puede tener más reacciones y habría que cuidarse de la luz, aunque recordemos que el vitíligo es desencadenado por las emociones.

Generalmente las personas que tienen estos problemas, presentan situaciones emocionales muy profundos, no manejan las emociones de forma inteligente, son depresivas, autosugestivas, manipuladoras, chantajistas, débiles, se sienten víctimas, no olvidan, tienen resentimientos, etc., enfatiza la Dra. Nilka Valdés.

Recomendaciones
La especialista recomienda trabajar más en la parte espiritual y buscar a Dios, ya que es un problema más emocional que de la piel.
Las investigaciones continuarán, pero hay un problema mayor, que está adentro y, cuando la persona se siente decolorada, surge un segundo problema que es el psicosocial. Por eso, la dermatología se lleva muy bien con la psiquiatría, manifiesta.

“Les recomiendo que vayan al médico para recibir orientación. Lo único que detiene las enfermedades es que tengan una identidad real acerca de quiénes son, qué quieren y vivir la vida como Dios manda”, subraya.