Banner130x400 1

Banner130x400 2

porNOV

Revista de Noviembre

Sexualidad

Un San Valentín a la medida. Crea el tuyo.

000004732653Cuando se trata de poner en marcha ideas para crear un Día de San Valetín como anillo al dedo… el límite es el cielo

 

Por: Yaribeth Vásquez

Cuando se trata de poner en marcha ideas para crear un Día de San Valetín como anillo al dedo… el límite es el cielo mis queridos lectores; y lo mejor de todo, es que podemos crear paquetes con sello de “love you” o ¿por qué no? “Love me”, para todos los gustos.

Empecemos por lo básico, que no cuesta nada y aplica para hombres y mujeres por igual.

CREAR AMBIENTES
En este sentido, pecan menos las parejas que están en el proceso de noviazgo ya que aún, en su mayoría, tienen el chip de que tienen que ir trabajando poco a poco el día romántico con llamadas desde temprano, atenciones, envíos de algún regalo a esa persona amada o simplemente la provocación de un encuentro de esos en lo que sólo cabe un tú y un yo.

Pues eso mismo aplica para los esposos o parejas que viven juntas. No permitan que el día de San Valentín pase como un día más en el que te levantas, desayunan y salen en pisa y corre para el trabajo.

No hay nada más rico que las notitas de amor que pueden tener mensajes breves o más profundos, escritos con nuestro puño y letra y colocados en cualquiera de los numerosos lugares por los que tenemos que circular en la casa, antes de salir al trabajo; y pongo este ejemplo, por que este año la fecha cae en un complicado día martes que va a demandar un poco más de esfuerzo. No

es un día que tenga puente,  es decir, debe celebrarse el día que caiga; salvo que se reciba una especie de pase, nota o lo que sea que indique que ese encuentro de amor está concretado pero necesariamente debe ejecutarse otro día.

Para crear ambientes básicos no necesitas comprar tarjetas -me matarán los comercios-, crea una sencilla, con la forma que desees y el mensaje que tu corazón te dicte. Lo colocas pegado en el espejo del baño, en la puerta de salida de la habitación (si duermen con la puerta cerrada), en la cómoda o como un pergamino con papel añejo justo al lado del plato donde se sirvió el desayuno. Ya con eso arrancamos un día prometedor, que debe ir acompañado del beso de despedida, un par de caricias o un abrazo de esos “tipo apretón”.

Incluso los que puedan y repito, tanto hombres como mujeres, pueden complementar este primer destello de San Valentín matutino para que la pareja amanezca y se encuentre en medio de una zona de amor, que promete continuar en la noche:

Coloca velas aromáticas en lugares estratégicos, uno que otra almohada o decoración que susurre “Feliz Día de San Valentín”, deja mal puesto un CD con un listado de canciones que hablen de ustedes como pareja o que en materia de romanticismo sabes que son los temas que disfruta, deja en el ambiente un olor agradable o un perfume que sabes  le seduce; y para los que ya quieren hablar de que habrá algo más seductor de seducción, puedes dejar en la mesita de noche de tu pareja todos los implementos para un erótico masaje como: aceites, toallitas o…. velas para mis amigos que les gusta el sadomasoquismo.

Siguiendo con lo básico que no cuesta, gusta y deja huellas, les puedo mencionar un detalle que, sin querer queriendo, vi hacer a un jefe –que hace un tiempo tuve- a su esposa. Caí para atrás, porque él se caracteriza por ser en extremo serio y hasta apático para muchas cosas,  pero armó una especie de secuencia fotográfica con momentos que han pasado juntos, en el tiempo con música de ambos (él y esposa). Cada imagen tenía un mensaje que él había colocado, haciendo alusión  al significado de ese momento fotografiado. Bueno, a quien no le gustaría recibir algo así, y es algo que durante el día de un martes se puede enviar por celular o por correo, y sacarte una sonrisa en medio del trabajo.

Ahora bien, ya vimos algunas cosas que podemos hacer sin gastar mucho y de seguro crear un San Valentín que costará olvidar.

Pero hablemos también de esos detallitos que, cuestan un poquito más, pero que gustan mucho, y hasta cierto sentido se han convertido en tradicionales como: la cena romántica que no deja de ser una buena opción, siempre y cuando, haga sus reservas con tiempo y evalúe bien que sea un lugar organizado logísticamente para que no pase un mal momento.

En lo personal, me gusta más la noche en un hotel, fuera de casa como algo diferente y después de una noche en donde TODO SE VALE, un rico desayuno y de camino al trabajo.  Permite crear más ya con la reserva, uno puede pasar en un momento rápido a la habitación para dejar cositas acondicionadas como: licor enfriando, pétalos de rosas, velitas y todo lo que nuestra imaginación quiera recrear para tan importante momento.

¡SIN EXCUSAS!
Señores no me hablen de que por los hijos no se puede. Salvo que su hijo esté en escuela con calendario norteamericano, el 14 de febrero todos están de vacaciones y estoy segura que alguna tía, mamá o alguien que goce de su confianza y prefiera estar más en casa para San Valentín, podrá hacerle la asistencia sin ningún problema. Y por si las dudas, sí… soy mamá de una nena de 4 años y armo mis logísticas.

Puede que este año no se pueda por factor tiempo, pero es válido realizar un viaje o visita a un lugar muy especial en nombre del amor. Esto requiere de más logística, incluso pedir vacaciones juntos y de una manera romántica avisarle a tu pareja que esto está dentro de los planes, pero no lo descartes como un  proyecto a futuro, estoy segura que en las conversaciones que haz tenido con tu pareja en algún momento te ha comentado algún lugar que quisiera visitar o algo que quiera experimentar.

Los regalos clásicos, pero igual bien recibidos, tratemos que vayan acompañados de alguna actividad que puedan compartir juntos, ya que esto es lo que enmarca la celebración del día de la pareja: joyas, tecnología, flores, chocolates, ropa, etc. Si es una película preferida, un  playlist de canciones o un libro, es importante que puedan compartirlo juntos  ya que eso sella el regalo; el día es de la pareja, todo es entre ambos. El libro con que se lean juntos las primeras páginas ya marca una diferencia. 

Igual, para los más reservados, es buena opción ver si hay algún evento cultural de esos que te ponen los vellos de punta en algún teatro o casa cultural que puedan disfrutar juntos. 

La noche para los enamorados siempre es joven y no debe desaprovecharse.  Te reto a que pases por un sex shop, el más escondido que encuentres, si sufres de pena, y compra algunas esposas, dados de penitencias sexuales o algún juguete que te agrade y sepas que puedas compartir con tu pareja. Te prometo que esa noche será algo que recordarás. Inventa un baile erótico (hay miles de tutorías por internet que te dan una idea) o un striptease con alguna lencería seductora.

Los hombres también pueden aparecer con una gran cartulina en forma de corazón, tapando sus partes íntimas con un lazo de regalo encima; cualquier cosa que cree la complicidad loca entre pareja.   

Si estás sin pareja, no es motivo para aburrirte. Ten una atención contigo: consiéntete con una buena comida, un spa para relajación, un regalito a tu gusto o simplemente pasar tiempo de calidad con amigas o personas allegadas, que tampoco tengan la línea de celebración en pareja.

Y por último mis queridos lectores… no olviden decir TE AMO a esa persona especial es lo más básico, sale de adentro y con eso nos quedamos.