Banner130x400 1

Banner130x400 2

porNOV

Revista de Noviembre

Temístocles Díaz Lezcano, salvando vidas

IMG 0367
Cardiólogo encargado de la primera cirugía de trasplante de
corazón en Panamá, realizada en marzo pasado.

Histórica hazaña… es como describe el especialista en medicina interna y cardiología intervencionista, Temístocles Díaz, al lograr con éxito el primer trasplante de corazón  Panamá, después de tres años de preparación.

 

Por: Isaac Castillero Wilson
Fotos: Isaac Castillero Wilson

 

 

A sus 58 años con 17 años de profesión y único médico en Panamá certificado en trasplante cardíaco por la sociedad internacional de trasplante de corazón y pulmón, (Capacitado en Cedars Sinai de Beverly Hills), Díaz, atendió nuestra solicitud de entrevista.

¿Qué significado tiene el 11 de marzo de 2016 en la medicina panameña?
Marcó un hito. Resalto el aspecto heroico del donante, pues con su gesto se salvaron seis vidas (Donó sus dos riñones, el hígado, las córneas y el corazón). Este fue un triunfo de todos, apoyado por un equipo de 150 personas; incluyendo los tres programas que contribuyeron: el Sinai Medical Center de Beverly Hill; Johns Hopkins en Baltimore y la Universidad Utah con la examinación de biopsias.   

¿En qué consistió el proceso para la operación?
Fue un trabajo en conjunto entre, la Caja Del Seguro Social y el Hospital Punta Pacífica. El equipo quirúrgico estuvo compuesto de cuatro cirujanos, entre ellos, los doctores Miguel Guerra y Manuel Ochoa. Los intensivistas fueron Nelson Ferrer y Julio Sandoval, y yo el cardiólogo; pudimos en dos horas y 50 minutos, realizar la operación.  

¿Qué papel jugó usted?
Haber atendido a María Pitty (54 años) por doce años, desde el momento que presentó una cardiopatía dilatada luego de su embarazo a los 37 años, seguidamente se trató con medicamento y marcapasos. Seis años después, un accidente la hizo caer nuevamente en falla cardíaca. Coordinamos su intervención, fuimos parte de la cirugía y nos hemos dedicado a su cuidado.
  
¿Cuál es la magnitud de esta intervención?
Noventa por ciento es la tasa de éxito en el primer año de la operación. Nosotros lo hicimos ad honorem, como aporte para impulsar el programa de Trasplante Cardíaco y minimizar costos. En el exterior, la cirugía cuesta $1 millón y aquí se hizo con diez por ciento de ese monto.

¿Cómo ha sido la condición de la paciente?
Estamos sobre el octavo mes, ella tenía una condición cardiovascular diferente que no le permitía caminar más de diez pasos sin fatigarse e hincharse con dificultad para respirar. Ahora se ejercita (corre, maneja bicicleta) dos horas por día. Buscamos garantizar que todo marche bien y estamos pendientes las 24 horas al día. Se aplican: exámenes de laboratorio, biopsias y visitas de rutina. 

¿Qué puede decir sobre los casos pendientes de trasplante cardiaco?
Hay un paciente que está en la etapa final de la evaluación y pensamos que a mediados de mes podría darse su intervención. Varias personas de diferentes estatus social están en lista, pero sus casos deben ser aprobados por el comité de especialistas. Sin olvidar, el vital papel que juegan los donantes. 

¿Cómo visualiza el desarrollo del programa de Trasplante Cardíaco?
Debe haber un cambio generacional de especialistas. Un paciente que va a entrar al programa, debe ser atendido, por un trabajador social, psicólogo, psiquiatra, neumólogo, hematólogo, neurólogo, cirujano cardiovascular y cardiólogo. Estamos creando una fundación para asumir los costos de estos pacientes, que vaya más allá de la seguridad social y privada, en busca de dar la ayuda necesaria.

¿Cuáles sería las recomendaciones  esenciales para minimizar afectaciones del corazón?
Estilo de vida saludable. Que la glucosa este cerca del índice 100, que el colesterol este por debajo de 200, los triglicéridos pegado a 150, mantener un índice de masa corporal alrededor de 25. La dieta balanceada, ejercitación física y dormir siete horas diarias son igualmente importantes. 

El 17 de noviembre se celebra el día nacional de la donación de órganos ¿Qué mensaje envía?
Para que este tipo de programa sea exitoso, depende de los donantes. Es la oportunidad de ser solidarios y pensar que podemos ser proactivos. En Panamá existe la Organización Panameña de Trasplante.  
 
¿Cómo es la relación médico paciente?
La comunicación es fundamental; debemos escuchar al paciente con atención para poder hacer diagnósticos eficaces. En mi caso, me relaciono con personas de diferentes clases sociales.

¿Cómo se reinventa tras varios años en este entorno?
Los últimos años, la cardiología ha sido una de las ramas de la medicina que más ha avanzado, en tecnología, con tal de dar más opciones de vida. Al año, asisto a cuatro congresos internacionales.

¿Qué es lo que más le enorgullece de su profesión?
La gratificación del paciente cuando uno sabe que ha sido instrumento para impactar su vida, uno se da cuenta en las emociones de los pacientes y familiares. Igual, nos hemos llevado momentos amargos que nos afectan pero que contribuyen a nuestro crecimiento.