Banner130x400 1

Banner130x400 2

porNOV

Revista de Noviembre

Renaldo “Rennie” Stennett

AP 750918083-1
Rennie Stennett durante un partido contra los Filis en 1975.
(Foto AP / Rusty Kennedy)

“De los panameños que lograron inmortalizar su participación en las Grandes Ligas. Un bateador de contacto con poder, agresivo en las bases y de manos seguras a la defensiva.

 

  

 

 

 

 

 

 

  

 

    • 11 temporadas jugó en Grandes Ligas, con los Piratas Pittsburgh (9) y los Gigantes de San Francisco (2).
    • 2 anillos de Serie Mundial, con los Piratas de Pittsburgh en 1971 y 1979.
    • 7-7 bateó en un juego (16 de septiembre de 1975), único jugador del siglo 20 que conectó siete imparables en siete turnos en un partido de nueve entradas.
    • 5 de abril de 1951, nació en Colón.
    • 1969 fue firmado por los Piratas como agente libre aficionado. 
    • 20 años tenía (1971), cuando debutó en la ‘Gran Carpa’ contra Atlanta.
    • $3 millones (por 5 años) lo llevó a firmar con los Gigantes de San Francisco en 1980.
    • .274 fue su promedio de por vida. En 1,237 juegos, conectó 1,239 imparables, empujó 432 carreras y bateó 41 cuadrangulares.   
    • 160 lb. su peso y 1,80 m. su altura.
    • 1977 fue su mejor temporada con promedio de .336, segundo mejor bateador de Liga Nacional detrás de su compañero Dave Parker.
    • 2013 exaltado a Salón de la Fama del Béisbol Latino.
    • 9 peloteros negros en la alineación de los Piratas en 1971 sorprendieron al mundo, convulsionando por el racismo, siendo ‘Rennie’ el primero al bate.
    • 1979 junto a los compatriotas ‘Manny’ Sanguillén’ y Omar Moreno fueron campeones de la Serie Mundial, causando sensación en Panamá.  
    • 2001 cuando su amigo y compañero Willie Stargell (Salón de la Fama) falleció, instaló una fundación de ayuda benéfica que se mantiene activa.
    • 24 de agosto de 1981 jugó su último partido ante San Luis en MLB. 
    • 2010 fungió como Director Técnico en la Liga Profesional de Béisbol de Panamá, al mando de Panamá Metro.
    • 2016 reside en Estados Unidos con su familia, espera que alguno de sus nietos sea beisbolista, pues sus dos hijos no lo fueron.